Catálogo

SEGUIR VIVIENDO

http://editorialcontrasena.es/content/books/54/CubiertaSeguirviviendo.jpg

Autora: Ruth Klüger
Traducción de Carmen Gauger
Ilustración de la cubierta de Elisa Arguilé
Género: memorias
Páginas: 392
Formato: 21 x 13 cm
Encuadernación: rústica
ISBN: 978-84-121551-2-9
PVP: 22 euros

Ruth Klüger nació el 30 de octubre de 1931 en Viena en el seno de una familia judía. Tal como relata en Seguir viviendo, en septiembre de 1942 fue deportada junto con su madre, Alma, a Theresienstadt, el primero de los tres campos de concentración en los que estuvieron recluidas. De ahí las enviaron a Auschwitz-Birkenau y, posteriormente, al campo de trabajo de Christianstadt (un campo subsidiario de Gross-Rosen). Durante la evacuación de este último consiguieron escapar y llegar a Straubing, una localidad de Baviera. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, permanecieron dos años en Alemania, y finalmente se trasladaron a los Estados Unidos, país que se convirtió en su residencia definitiva. Tras estudiar Filología Germánica, la autora comenzó una brillante carrera académica que la llevó a dar clases en diversas universidades, entre ellas Princeton y la Universidad de California en Irvine. A finales de los años ochenta del siglo pasado, después de sufrir un accidente que casi le costó la vida, empezó a escribir Seguir viviendo, testimonio no solo de su infancia en Viena y de su cautiverio en los campos de concentración, sino de parte de su vida tras el final de la guerra. Publicadas en 1992 por una pequeña editorial alemana, Wallstein, sus memorias conocieron un éxito inmediato y en pocos años se tradujeron a varios idiomas. Ruth Klüger ha recibido el Premio Thomas Mann y la Medalla Goethe, entre otras distinciones.

El 12 de marzo de 1938, día en que tuvo lugar la anexión de Austria al Reich, Ruth Klüger vivía en Viena, ciudad en la que había nacido en 1931 en el seno de una familia judía, con su madre, Alma, y su padre, Viktor. A principios de mayo de 1945, cuando se firmó la capitulación alemana que puso fin a la Segunda Guerra Mundial en Europa, residía con su madre en la localidad bávara de Straubing, a la que habían llegado después de escapar durante la evacuación de Christianstadt, el tercero de los campos de concentración, después de Theresienstadt y Auschwitz-Birkenau, en los que estuvieron recluidas. Tanto el padre de la autora como su medio hermano, Schorschi (fruto del primer matrimonio de su madre), se encontraban en la larga lista de víctimas mortales de la barbarie del nazismo.
En Seguir viviendo, publicado en 1992 y que en seguida se convirtió en un gran éxito de ventas, la autora ofrece el testimonio de los años que vivió bajo la férula nazi, pero también de su vida en la Alemania de la posguerra y en Nueva York, ciudad a la que se trasladó con su madre en 1947, así como del accidente tras el cual empezó a escribir estas memorias, en las que deja evidencia de su pasión por la literatura, de la tormentosa relación con su madre, de lo importante que ha sido en su vida la amistad, del trauma que significó para ella la muerte de su padre y de su hermanastro, y de la suspicacia y el rechazo que ha suscitado en ocasiones por su condición de superviviente del Holocausto.