Catálogo

TOBA TEK SINGH

http://editorialcontrasena.es/content/books/18/cubiertacontrasen771a13.jpg

Autor: Saadat Hasan Manto
Traducción del urdu y prólogo de Rocío Moriones
Ilustración de la cubierta de Sara Morante
ISBN: 978-84-939308-1-3
PVP: 16,90 euros

«El maestro indiscutible del relato moderno de la India.»
Salman Rushdie

Toba Tek Singh reúne catorce relatos de Saadat Hasan Manto, considerado el Maupassant de la literatura en urdu. Manto no solo es el autor más leído en esta lengua, sino probablemente el más controvertido. No en vano, fue acusado en cinco ocasiones de obscenidad por tratar sin tapujos temas como el deseo y el despertar sexual, el incesto, la prostitución y el proxenetismo. Varios de los relatos incluidos en esta selección giran en torno a estos temas («Humo», «Olor» o «Khushia»). También se incluyen varios cuentos en los que Manto se muestra como un fiel cronista de las luchas civiles y religiosas y el holocausto que conllevó la Partición de la India, de los que él y su familia fueron víctimas. Entre estos se encuentran, además del que da título a la colección, «¡Abre!», «El perro de Titwal» o «Carne fría».

Con un estilo lírico no exento de humor e ironía en muchos pasajes, en sus relatos Manto retrata con profundo humanismo la sociedad de su tiempo, sin ánimo de moralizar y mostrando en ocasiones cómo la crueldad y la compasión cohabitan en el corazón del hombre cuando se enfrenta a situaciones de extremo sufrimiento.

La lengua en la que escribió Manto, el urdu, nació en torno a la ciudad de Delhi y en la actualidad es la oficial de Paquistán y la lengua materna de los habitantes de varios estados de la India. Esta es la segunda ocasión en que se traduce una obra de esta lengua en nuestro país, lo que, unido a la excepcional calidad de los relatos aquí recogidos, nos permite asegurar que la publicación de esta antología constituye un acontecimiento literario.

Saadat Hasan Manto nació en Samrala, en el estado del Punyab (India), el 11 de mayo de 1912. En 1931 se matriculó en la Universidad de Amritsar, pero no completó nunca sus estudios. Allí conoció al editor Abdul Bari Alig, quien lo introdujo en la literatura europea y lo animó a traducir algunas obras. Posteriormente entró en contacto con los escritores de la Asociación de Escritores Progresistas, de orientación marxista, que impulsarían a partir de 1936 la renovación de la literatura en urdu, si bien acabaría distanciándose de ellos. Trabajó en varias revistas y como guionista en Bombay y Delhi para la All India Radio y los estudios Filmistan. En 1942 se estableció en Bombay, ciudad que le cautivaba. En 1947, en el apogeo de su creatividad y de su prosperidad económica, se produjo la partición de la India. En una carta a su amigo el actor Shyam le confesó: «Me resulta imposible decidir cuál de los dos países es ahora mi patria». Tras algunas vacilaciones, se vio obligado a emigrar junto a cientos de miles de refugiados a Lahore, en el Paquistán actual. Allí encontró un ambiente cultural desolador y una sociedad cada vez más fanatizada. El desánimo lo arrastró a la bebida y a la autodestrucción. Pese a todo, en un período marcado por la penuria económica y moral, escribió algunos de sus mejores relatos, como «Carne fría» y «¡Abre!», por los que fue acusado de obscenidad. Murió de cirrosis el 18 de enero de 1955 en Lahore. Autor prolífico, escribió casi doscientos cincuenta relatos, reunidos en veintitrés colecciones, una novela, guiones para la radio y el cine, ensayos y reseñas biográficas.